NOTA DE “EL DIARIO DEL JUEGO”


En declaraciones poco afortunadas y en el marco de las próximas elecciones, el candidato a diputado por la ciudad de Buenos Aires y actual ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que el dólar ilegal mueve menos que la quiniela, tratando de minimizar el mercado paralelo de la divisa norteamericana. Según especialistas del sector, la frase de Kicillof es imposible de chequear porque no existen datos actualizados de los movimientos de la quiniela. Sin embargo, y si bien aclaran que no es fácil recolectar la información porque muchas loterías son renuentes a dar cifras, las entidades que agrupan a los agencieros aseguran que los datos están: la quiniela oficial genera alrededor de 3.000 millones al mes (unos 200 millones de dólares), la clandestina, levanta 4.000 millones.

La estadística explica que todo lo que es tangible y observable puede ser mensurado, sólo se necesita utilizar las herramientas adecuadas y recurrir a las personas que poseen los datos precisos. El ministro Kicillof, poco amigo de las estadísticas, afirmó por un lado que los movimientos del dólar paralelo son menos importantes que los de la quiniela, pero aseguró que no hay forma de medir el flujo que genera el mercado del dólar informal. Es decir, con la segunda frase, refutó la primera.

Sin embargo, algunos periodistas económicos, como Cristian Carrillo, han asegurado que el dólar blue representa cerca del 2 por ciento del volumen operado en el mercado formal, por lo que serían unos 4 millones de dólares por día si se toma un promedio de 200 millones de dólares. En pesos y multiplicado al valor actual del blue, esto significaría alrededor de 60 millones de pesos diarios.

Pero los problemas de la Argentina paralela no mueren en el tema del dólar. Como es sabido, la quiniela también tiene un mercado informal y, según Gustavo O’Connor de La Cámara de Agentes Oficiales de Lotería y Afines Bonaerense (CAOLAB) si no se publican datos certeros no se va a poder ayudar a combatir a la quiniela clandestina ni la ludopatía que genera el descontrol del juego ilegal.

“Sin duda con todos los puestos fijos y pasadores en la provincia de Buenos Aires, es más la recaudación que se realiza de forma ilegal que legal, de esto puedo dar fe”, explicó O’Connor y añadió que, tanto el dólar ilegal como el juego clandestino son cuestiones que la sociedad argentina ya mira como una situación normal y cotidiana. “Nosotros como cámara hace ya dos años que empezamos una fuerte lucha contra el juego ilegal y queremos que se den estadísticas reales y que se tomen cartas en el asunto”, aseveró.

Pero los datos oficiales de la quiniela de la provincia de Buenos Aires existen y señalan que en el mes de julio se recaudaron 1009 millones de pesos, lo que significa un incremento del 34 por ciento con respecto al mismo mes del año 2014. La cifra promedio de recaudación es de 42 millones por día y de 260.000 pesos mensuales por agencia. O’Connor explica que la recaudación de la quiniela clandestina es exponencialmente mayor ya que, mientras hay 4300 agencias oficiales el sindicato de vendedores ambulantes anunció que existen más de 70.000 pasadores o levantadores de quiniela en la Provincia.

“La cuenta es fácil, si las 4300 agencias recaudamos más de 40 millones de pesos por día, 70 mil pasadores van a recaudar mucho más que eso”, agregó O’Connor y añadió que la CAOLAB está llevando a cabo una serie de denuncias para que la justicia termine con el juego ilegal y deje de perderse un flujo de dinero que va a bolsillos de capitalistas privados.

Por su parte, Patricio Gándola, presidente de la Federación Argentina de Cámaras y Asociaciones de Loterías, Quinielas y Afines (F.A.C.A.L.Q.A.) explicó que la quiniela clandestina levanta en todo el país alrededor de 4000 millones de pesos y la oficial unos 3000 millones al mes. “Siempre tratamos de hablar de la quiniela oficial, pero no se puede negar que la clandestina levanta mucho más”, aseguró Gándola, quien añadió que no es fácil recolectar toda la información provincia por provincia, ya que las loterías muchas veces son renuentes en dar información.

Updated: 3 noviembre, 2015 — 11:17 pm