Retención I.V.A. según R.G. 2.616 de A.F.I.P.

Ref:: Retención I.V.A. según R.G. 2.616 de A.F.I.P. De nuestra mayor consideración: Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud., con motivo de las retenciones que se realizan por la R:G 2616, desde el 1º de julio del corriente año, solicitando una revisión del sistema de aplicación de dicha normativa, considerando que una vez superados los inconvenientes que motivan la retensión, resulta dificultosa la recuperación  de las deducciones, produciendo un problema económico financiero irreversible al Agente Oficial.   En primer término queremos recordar que ante la reunión que tuviéramos con la Dirección de Administración, e integrantes de la Comisión Directiva y profesionales de la Cámara de Agencieros, donde ya se encontraba vigente dicha normativa, reunión que fuera motivada por ese Instituto  para comunicarnos lo que ya estaba dispuesto sobre la posición tomada de acuerdo a dicha norma, en la misma solamente pudimos exponer nuestra posición, pero no alcanzamos a “mensurar” el  perjuicio que provocaría a los agencieros, como consecuencia de la facturación diaria. A tal punto ya estaba tomada vuestra posición que a partir de ese mismo día se encontraba colgada de la página del Instituto el procedimiento a aplicar para cumplimentar con dicha normativa, donde no  hubo tiempo suficiente de comunicar a los agencieros y a sus asesores contables-impositivos. Cuando se les comunicó a escasos 7 días de la misma se encontraba en plena aplicación, con retenciones del 35% del impuesto a las ganancias y del 21% de IVA, total 56% de la comisión del agenciero.
 
El marco de situación de los agencieros desde el punto de vista impositivo,  podrá: 
1º) optar por ser monotributista (prestador de servicios) si desde el 01/01/2010 no supera las comisiones anuales de $ 200.000.-, antes de esa fecha era de $ 72.000.- anuales, con una cuota fija mensual estará abonando Impuesto a las Ganancias, sus aportes y contribuciones previsionales y tendrá cobertura de salud, salvo que el agenciero ya se encuentre jubilado, ó
2º) pasar al régimen general impositivo teniendo que inscribirse en: el Impuesto a las Ganancias de Personas Físicas, en el Impuesto al Valor Agregado Exento  (si es exclusivamente agenciero), y en la jubilación como autónomos. 
 
Queremos destacar que por la Ley del Impuesto al Valor Agregado según el art. 7) estarán exentas del impuesto establecido por la presente ley, …. y las locaciones y prestaciones comprendidas en el mismo que se indican a continuación: inc.h) las prestaciones y locaciones en el apartado 21 del inciso e) del artículo 3º, que se indican a continuación: punto 15) Los servicios de intermediación prestados por agencias de lotería, prode y otros juegos de azar explotados por los fiscos nacional, provinciales y municipales o por instituciones pertenecientes a los mismos, a raíz de su participación en la venta de los billetes y similares que acuerdan derecho a intervenir en dichos juegos. Por ahora queda claro por ley que el legislador quiso excluir expresamente al agenciero del IVA, y nunca estuvo en discusión dicho tributo. 
 
Si puede suceder que por otra actividad que desarrolle paralelamente el agenciero puede estar inscripto en el IVA, pero como ya vamos detallar expresamente por la RG 2616 en discusión, la Administración Federal de Ingresos Públicos no delega  a ningún otro ente su capacidad de control y fiscalización , por lo que excluye al Instituto Provincial de tener que controlar la totalidad de los ingresos declarados por el agenciero, pero si deberá sumar las comisiones del último año exclusivamente por su actividad de agenciero para saber si tiene que retenerle impuestos de acuerdo a la RG 2616, sobre todo al monotributista que tiene la opción de serlo si no se excede de los topes establecidos por ley. 
 
El Instituto Provincial debe aplicar la R.G.2616 de la AFIP, en el momento del pago de la comisión, y como la remisión de la liquidación es diaria, el Instituto analiza diariamente  por pantalla de la AFIP la situación de cada concesionario,  y se dan distintas circunstancias para realizar la retensión, como ser, que el afectado supere los límites (en el caso del monotributista) del tope máximo como en el encuadre de su categoría, que el agenciero inscripto en cualquiera de los regímenes, por problemas en el domicilio o del correo no reciba alguna notificación, o no haber contestado algún requerimiento, etc lo traban en sus operaciones y aunque el contribuyente  no tenga deuda alguna con el fisco, el Instituto aplica la normativa  y retiene el 21% de IVA al contribuyente, que como ya se expresó anteriormente por una Ley de la Nación, está exento en el tributo. Esto es un real atropello de parte del administrador de los tributos que por normativas de menor rango a la ley, quiera avasallar los derechos de los contribuyentes.
 
Debemos explayarnos directamente, contra la normativa que dispone este abuso  la RG 2549 (primera norma que daba origen a las retenciones) y que por varios factores se vino posponiendo y finalmente fuera derogada por la RG 2616, vigente desde el 01 de julio próximo pasado. No queremos pasar por alto que en el art. 12 de la RG 2549, hoy derogada, estipulaba una tabla de códigos de impuesto y del Régimen, donde les aclaraba a los potenciales agentes de retención (entiéndase IPLC) donde codificaba con 777 a los contribuyentes monotributistas con el IVA – Operaciones alcanzadas al 21%, y con 778 idem anterior – Operaciones alcanzadas al 10.50%, como se puede apreciar en ningún momento quiso alcanzar a los de tasa 0% y/o exentos del tríbuto, porque a nuestro entender ninguna RG puede ir por sobre el espíritu del legislador cuando expresamente los eximió. Pero la historia sigue y con la derogación por medio de la RG 2616 ya excediendo aún más el marco determinan en el art.13 la nueva tabla donde codifican con 775 las retenciones de ganancias, y el código 777 para IVA, donde ya no hablan más de tasas sino que los colocan a todos en una misma bolsa. Esto da a entender que incluyen a todos gravados y  exentos en el tributo, o que abren la interpretación para que cada agente de retención interprete a su riesgo.
 
Haciendo un poco de historia tributaria algunos autores de renombre interpretan que  la retención no es un impuesto, es un mecanismo de recaudo anticipado al impuesto y complementarios al IVA, que facilita acelera y asegura el recaudo de los impuestos. Consiste en la obligación del agente recaudador de detraer, conservar, guardar la parte correspondiente al importe tributario que la ley ha determinado previamente que se cobre al sujeto pasivo. Se deben entonces descontar de los pagos o abonos en cuenta de un porcentaje determinado por la ley a título del impuesto. Debe hacerse claridad que la retención en la fuente no es un impuesto, es solo un medio que facilita, acelera y asegura el recaudo de los tributos.¨ Queda claro que los pagos que efectúa vuestro Organismo en ningún caso son a cuenta del IVA debido como ustedes bien saben y como se dijo anteriormente el agenciero no es un sujeto pasivo sino un sujeto eximido por ley de dicho tributo.
 
También debemos contemplar que gracias a la informática hemos adelantado muchísimo con los controles fiscales, pero si nos retrotraemos a los controles que efectuaba vuestro organismo hasta no hace muchos años, al agenciero se le exigía un libre deuda fiscal que extendía la AFIP una vez al año, hoy gracias a la informática ese control en la base de datos de la AFIP se puede hacer diariamente, lo que se ha contemplado es que el agenciero debería antes de abrir su negocio diariamente verificar como se encuentra en la base de datos de la AFIP o hacer un cálculo exhaustivo de su situación fiscal para saber si tiene que elevar su categoría del monotributo ó debería excluirse del mismo y pasar al régimen general. En el primer caso se complicaría mucho más debido a que el I.P.L.C. efectúa controles diarios acumulando saldos desde un año anterior al pago diario, mientras que el agenciero tiene la posibilidad de elevar su categoría del 1 al 20 de enero, mayo y setiembre de cada año. 
 
A nuestro entender la posibilidad del pago diario de las comisiones una herramienta muy útil y facilitadora para el agenciero, pero se debería estudiar con urgencia la posibilidad de que cuando al I.P.L.C. le surge un inconveniente por la información recabada de la AFIP (en su página) ó ante el cálculo suparador que lo excluiría al agenciero de su condición de monotributista, se le debería mandar un mensaje por máquina indicando el inconveniente que está atravesando y que le debería retener un 56% sobre sus comisiones una vez pagadas, otorgando un plazo de 15 días para que resuelva su situación y que se encuadre como corresponda. Damos  esta alternativa debido a que si el I.P.L.C. no abona las comisiones no se encuentra en la obligación de retener y así no estaría violando norma alguna. Simplemente le estaría dando la posibilidad al agenciero de regularizar su situación, que sobre esto tendremos que trabajar tanto el Instituto como la Cámara, sobre todo a sabiendas que la presente RG 2616 no cumple los principios tributarios acordes para una mejor administración de los tributos como se detallara anteriormente, sino que es simplemente recaudatoria y sancionatoria, con el agravante  que por el eficiente sistema de pago de sus comisiones diarias y la posibilidad del control informático, el agenciero queda prácticamente afuera de sus posibilidades de control y sufriría un daño pecuniario abultado y casi sin posibilidad de compensación, salvo que efectué otra actividad gravada en el IVA, que como sabemos es una minoría de agencias y que son actividades secundarias y no demasiado retributivas sino simplemente complemento para atraer al potencial público apostador.
 
A la espera de poder mantener a la brevedad una reunión, con la finalidad de encontrar una solución este problema, aprovechamos la oportunidad para saludar a Uds., con nuestra mayor consideración.
 
Cont.E. Kloss Asesor Económico Financiero                                       
H.Castellaneta Presidente
Updated: 22 abril, 2015 — 8:17 pm